L

a vida parroquial en Blessed Sacrament se inspira by principalmente en la espiritualidad ignaciana. Su convicción central es que Dios está activo en todas las dimensiones de nuestras vidas. Independientemente de lo que hayamos hecho o lo que pensamos de nosotros mismos, Dios siempre nos está dirigiendo y guiándonos hacia la plenitud, un significado más profundo, y un propósito mayor.

CONOCER Y SEGUIR A JESÚS MÁS INTIMAMENTE

La misión de Jesús es actualizar los grandes planes de Dios para nosotros. La espiritualidad ignaciana nos ofrece una ofrenda de todo nuestro corazón y el deseo de participar en la misión de Jesús. Mientras lo acompañamos, su viaje se convierte en nuestro viaje y su objetivo se convierte en nuestro objetivo.

Inspirado para responder más efectivamente a la dirección de Dios, San Ignacio, (el fundador de la Compañía de Jesús, alias “jesuitas”) desarrolló un Retiro conocido como los Ejercicios Espirituales. Es la raíz de la espiritualidad ignaciana. Los Ejercicios Espirituales nos ofrecen una invitación a ser más íntimos con Jesús al entrar profundamente en su vida, ministerio, sufrimiento, muerte y resurrección. A través de “Los Ejercicios” experimentamos lo que Jesús amó, valoró y priorizó en un nivel profundo. La experiencia nos obliga a imitarlo mientras prestamos atención a los valores de su mente y corazón.

Muchos que desean sinceramente seguir a Dios encontrarán esta forma de espiritualidad práctica para la vida diaria. Su uso habitual ofrece una herramienta para la toma de decisiones y la planificación de la vida.

Nuestras vidas deberían basarse en la oración

La comunión de Jesús con Dios se basaba en la oración. Esto lo energizó para vivir como una persona auténtica, plenamente viva ante un Dios amoroso y misericordioso. A través de esta conexión, Jesús dio esperanza y sanidad a los pobres, especialmente a aquellos social y económicamente marginados. Él habló de alegría, paz y justicia. Lideró a hombres y mujeres para que sigan su misión de ayudar a otros a volverse santos y completos.

Del mismo modo, San Ignacio nos instaría a reflexionar sobre nuestras experiencias de vida y llevarlas al diálogo con Dios. A través de nuestra conversación, debemos buscar la presencia activa de Dios mientras discernimos la orientación hacia la cual Dios nos está guiando. Para esto, empleó el Examen de la Conciencia. Es una forma de oración que fomenta la sensibilidad a la voluntad de Dios a través de la interpretación de los movimientos interiores y el cultivo de grandes deseos.

Estas formas de acercarse a Dios fueron el regalo de San Ignacio para el mundo. Aunque su perspectiva espiritual puede parecer nueva e incluso ajena para algunos, ha sido la inspiración de los jesuitas y de miles de personas desde principios del siglo XVI. Ha ayudado a la gente común a concebir formas imaginativas para hacer contribuciones extraordinarias al mundo, todas “Para la Mayor Gloria de Dios”.

Aprende más sobre la espiritualidad ignaciana


Encontrar a Dios en Todas las Cosas


En gran parte del mundo, los Jesuitas son reconocidos por sus colegios, universidades y escuelas secundarias. Pero en los tiempos en que muchos están en la búsqueda de un significado mayor, otro aspecto de la vida Jesuita está atrayendo un fuerte interés. Y esto es la espiritualidad única, propuesta hace casi 500 años por San Ignacio de Loyola, fundador de los Jesuitas.

Ignacio fue un soldado de la aristocracia española que discernió su llamado, después de sufrir heridas casi fatales en los campos de batalla. Él estableció la Compañía de Jesús en el año 1540, instruyendo a los primeros Jesuitas – a buscar y a “Encontrar a Dios en Todas las Cosas.” Esta es la particular característica de la espiritualidad ...

sigue leyendo

Toma de decisiones estilo ignaciano


El discernimiento de Ignacio de Loyola en nuestros días


El discernimiento es la herramienta fundamental de Ignacio de Loyola en su peregrinar espiritual. Desde su rehabilitación posterior al bombazo de Pamplona, poco a poco captó esta dinámica interna. Ignacio descubre que Dios habla al interior del ser humano. El discernimiento espiritual comprende la distinción de los movimientos del buen y del mal espíritu, así como el entender sus tácticas y estrategias.

Aprender a distinguir estas mociones internas es como podremos intuir cuál es la voluntad de Dios. Las mociones son sugerencias e impulsos internos que incitan a que hagamos algo o dejemos de hacerlo. Toda moción suele incluir un estado de ánimo y un discurso. Agrupando, se distinguen dos tipos de estados de ánimo: Uno lleva a sentirse ...

sigue leyendo

Notas

  • La espiritualidad ignaciana se basa en la vida y las escrituras de San Ignacio de Loyola, el fundador de la Compañía de Jesús. Para obtener información sobre San Ignacio, haga clic aquí.  Los miembros de la Compañía de Jesús se llaman “jesuitas”. Los jesuitas han estado en el ministerio en la Iglesia del Santísimo Sacramento desde 1914. Para la historia de nuestra parroquia, por favor haga clic aquí.
  • Muchos de los conceptos aquí se basan en el libro “¿Qué es la espiritualidad ignaciana?” por David L. Fleming, SJ.